Semanario de esparCiencia # 6

Por espar Ciencia - 15 Nov. 2021 14:11

Esta semana te contamos qué acuerdos se lograron en la COP26 para enfretar el cambio climático y sobre el programa Artemisa de la NASA. ¡También te acercamos la historia de  Eileen Collins, una mujer de alto vuelo!
 


Acuerdos por el cambio climático: mucho trueno y poca lluvia


El cambio climático es un hecho y aunque muchos líderes mundiales insistan en su compromiso para enfrentarlo, todo indica que nadie quiere dar los pasos necesarios. Ese es el mensaje que parece dejarnos la COP26, la cumbre internacional sobre cambio climático que este año tuvo lugar en Glasgow. Los constantes conflictos en las negociaciones en las que nadie quiere ceder prolongaron la reunión más allá de lo previsto, y muchos dudan que los pactos a los que sí se llegó sean algo más que la expresión de buenas intenciones. Tal es el caso de la “histórica” declaración conjunta de EEUU y China, las dos potencias que lideran el ranking de emisiones en los dos últimos siglos, en la que se comprometen a trabajar juntos para no superar el objetivo del 1,5ºC de aumento de temperatura máximo que se estableció en 2015 en el Acuerdo de París. Aunque los líderes de ambos países tendrán una reunión programada el día de hoy para discutir el tema, pocos creen que se arribe a un compromiso de políticas concretas, lo que implicaría inversiones y reorganizaciones de la matriz energética que la mayoría de los países evita tenazmente. 


 

None.

Las futuras misiones tripuladas a la Luna fueron retrasadas por la NASA

La NASA informó esta semana que modificó sus planes de llevar nuevamente astronautas a la superficie de la Luna y anunció que tiene como objetivo enviar una misión tripulada en 2025.  Esta agencia espacial planea una serie de misiones en la que usará un nuevo cohete para los lanzamientos espacial y la cápsula Orion dentro de un programa conocido como Artemisa. La misión Artemisa I, que no llevaría astronautas y que solo orbitaría la Luna, estaba planeada para ser lanzada a principios de 2021, pero este lanzamiento fue retrasado hasta la primavera de 2022. Bill Nelson, el administrador general de la NASA, comunicó que la misión tripulada Artemisa II tiene como fecha objetivo mayo de 2024, mientras que la misión Artemisa III, planeada para llevar astronautas a la superficie lunar por primera vez desde la era Apolo, está programada para 2025. Este retaso es debido en parte a la dependencia que tiene esta institución para la provisión de diferentes equipamientos construidos por empresas privadas. En particular, requiere de la empresa de Space X encargada de la construcción del nuevo sistema de aterrizaje que se utilizará en el programa Artemisa. La compañía presidida por Elon Musk ganó finalmente el contrato para este desarrollo, pero tuvo que esperar la resolución de un juicio debido a una demanda de la empresa Blue Origin cuyo dueño es Jeff Bezos.
 

Eileen Collins: la comandante que no quería dejar de volar

Se acerca el cumpleaños de Eileen Collins, una destacada astronauta estadounidense. Collins no solamente fue la primera piloto femenina del transbordador espacial sino que algunos años después en su segunda misión, se convirtió en su primera comandante mujer.
Collins nació el 19 de noviembre de 1956 en el estado de Nueva York. Como muchos astronautas comenzó su carrera como piloto de pruebas de la Fuerza Aérea de Estados Unidos para luego ser seleccionada como astronauta en 1990. En sus tres misiones totalizó 38 días, 8 horas y 20 minutos en el espacio y desarrolló importantes actividades del programa de los transbordadores.
En su primer vuelo en 1997 piloteó el Discovery en su acoplamiento con la estación espacial rusa Mir. Su segunda misión en 1999 ya en calidad de comandante incluyó la puesta en órbita del observatorio de rayos X Chandra, responsable de numerosos grandes descubrimientos en el campo de la astronomía.
Finalmente su tercera misión, quizás la más significativa para la historia de la NASA fue la "vuelta al vuelo" de los transbordadores luego del accidente del Columbia, que se desintegró en su reingreso a la atmósfera en febrero de 2003. Durante esta misión realizada entre julio y agosto de 2005, el transbordador Discovery realizó una particular maniobra de giro de 360° para que la tripulación de la Estación Espacial Internacional pudiera tomar fotografías y evaluar los daños materiales que el despegue imponía sobre estos vehículos. De esta manera se buscaba comprender los motivos del accidente sufrido por su nave hermana.
Más allá del paso técnico, en esta misión, al igual que en las anteriores, Collins siempre se manifestó como una gran defensora del valor científico de los vuelos espaciales y de la necesidad de seguir trabajando en ellos a pesar de los contratiempos y de los enormes riesgos a los que ella y sus colegas se someten. 



Si querés colaborar con esparCiencia, ya podés “comprarnos un cafecito”. Será de gran ayuda para que podamos mantener el compromiso en la comunicación de la ciencia y la tecnología.

Invitame un café en cafecito.app