Orgullo argentino: los kits para COVID-19

Por M. Alejandra Petino Zappala - 16 Mayo 2020 17:31

Tiempo de lectura: 5 minutos.

Durante el día de ayer nos enteramos de un nuevo logro de la ciencia argentina en la cruzada contra el coronavirus: un test de diagnóstico que podría reemplazar al utilizado hasta el momento. En esta nota te contamos para qué se usará, cuáles son sus ventajas e implicancias, y qué otros tests hay disponibles.


¿Qué hace?

La base del NEOKIT-COVID-19, al igual que la técnica anterior, es la amplificación de material nucleico del virus. Es decir: de una pequeña muestra de material del virus, obtenemos una cantidad suficiente para poder detectarlo. Esta amplificación es específica del material de este virus (no debería dar positivo ante infecciones de otros patógenos). De esta forma, en base a una muestra obtenida de un paciente, se puede saber si está actualmente infectado con SARS-COV-2, el virus que causa COVID-19. Por lo tanto, este test constituye efectivamente un diagnóstico.

El kit. Fuente: MinCyT.

¿Cuáles son sus ventajas con respecto al test por PCR?

El test que se usa hasta el momento para la detección del material viral se conoce como PCR, por las siglas en inglés de Reacción en Cadena de la Polimerasa. En criollo, es una amplificación en cadena de ADN (como este virus tiene otro material nucleico, ARN, en realidad se hace un paso más para obtener ADN). Lo importante es que para hacer una PCR, se necesitan al menos un termociclador (una máquina relativamente cara que va cambiando la temperatura de acuerdo a cómo se la programe), material de laboratorio como micropipetas (que permiten medir volúmenes muy pequeños de líquidos) y personas que estén entrenadas para manipular estos materiales, armar las mezclas y usar el aparato. Además, la reacción en cadena lleva bastante tiempo de realización.

El NEOKIT también amplifica el ARN del virus para poder detectarlo, pero lo hace con otra técnica que requiere temperatura constante por lo que no hace falta un termociclador, y es mucho más rápido que la técnica tradicional, con resultados en menos de dos horas. Además, el kit ya viene armado y sólo hace falta colocar la muestra, por lo que no se necesita el mismo entrenamiento ni material de laboratorio que para hacer la técnica de PCR. Tampoco hace falta equipamiento sofisticado para visualizar el resultado, ya que la presencia del material viral se detecta por un cambio en la coloración del tubo (como podés ver en la imagen que ilustra esta nota).

Los investigadores Adrián Vojnov, Luciana Larocca, Santiago Werbajh y Carolina Carrillo. Fuente: MinCyT.

Según los investigadores que lo desarrollaron y validaron con muestras de pacientes positivos y negativos cedidas por el Instituto Malbrán, esta técnica es similar a la de PCR en sensibilidad (capacidad de detectar el virus cuando está presente) y especificidad (capacidad de sólo dar positivo para SARS-COV-2 y no para otros virus). El kit ya ha sido aprobado por la ANMAT.



 

No es un test de anticuerpos... pero de esos también tenemos

El nuevo test es efectivamente más rápido que los utilizados para diagnóstico, pero no es lo que conocíamos como "test rápidos", que son muy similares a un test de embarazo y sólo detectan anticuerpos. Como mencionábamos antes, el NEOKIT detecta material del virus, y por eso sólamente daría positivo en personas que aún son portadorasLos kits de anticuerpos son complementarios, ya que permiten saber si una persona desarrolló anticuerpos, es decir, si estuvo en contacto con el virus, pero no nos dicen si ya está curada o si puede seguir siendo contagiosa. En este rubro también tenemos buenas noticias: hay un kit de anticuerpos de fabricación nacional, el COVIDAR, que fue anunciado hace pocos días.

Andrea Gamarnik dirige el laboratorio que creó el COVIDAR. Fuente: Página12.

A diferencia de los “test rápidos” de anticuerpos similares a un test de embarazo, que sólo sirven a nivel epidemiológico, el kit COVIDAR es más sensible y específico y puede determinar si un paciente estuvo o no expuesto al SARS-COV-2 con mayor seguridad.

Además de estos kits, se cuenta también con test rápidos comprados, más baratos y sencillos de utilizar pero sólo aptos para análisis epidemiológico por tener una tasa mayor de falsos positivos y negativos. Éstos se están utilizando en distintos puntos del Área Metropolitana de Buenos Aires para estimar el porcentaje de la población que ha estado en contacto con el virus.

Testeos rápidos en la estación Constitución. Fuente: Télam.

Un trabajo en equipo

Como mencionábamos antes, todos estos test son distintos y complementarios. El NEOKIT nos permitirá diagnosticar a personas infectadas con SARS-COV-2, mientras que el COVIDAR puede decirnos si una persona estuvo en contacto con el virus. La combinación de resultados permite distinguir:

  • personas que nunca estuvieron en contacto con el virus (ambos test negativos)
  • las que tienen una infección activa reciente (NEOKIT positivo, COVIDAR negativo)
  • personas que se infectaron hace varios días y ya producen anticuerpos (ambos test positivos)
  • personas que tuvieron la infección pero están curadas (NEOKIT negativo, COVIDAR positivo)

 

Por supuesto, existen limitaciones. Todos los test que detectan material viral suelen dar negativos en los primeros días de la infección, porque el virus aún no ha llegado a una concentración que sea detectable en el paciente. Por eso un test negativo no es necesariamente concluyente, sino que se suelen hacer varios testeos y seguimiento de pacientes con síntomas.

Este nuevo logro de la ciencia nacional facilita este seguimiento, lo acelera y lo hace más económico, y por eso permite también ampliar el criterio de testeo. Una nueva demostración de que el presupuesto asignado a ciencia y tecnología no es gasto, sino inversión.



Si querés colaborar con esparCiencia, ya podés “comprarnos un cafecito”. Será de gran ayuda para que podamos mantener el compromiso en la comunicación de la ciencia y la tecnología.

Invitame un café en cafecito.app