Fuente: https://conversation.which.co.uk/

¿Animales domésticos versus fauna nativa?

Por M. Alejandra Petino Zappala - 27 Ago. 2019 15:01

Tiempo de lectura: 3 minutos.

Amamos a nuestras mascotas, pero ¿qué efecto pueden tener en otras especies? ¿Por qué no deberíamos entrar a áreas protegidas con nuestras mascotas? En esta nota te respondemos estas y otras preguntas.


La relación entre animales domésticos y fauna nativa es complicada. Según un estudio, los perros fueron responsables o contribuyeron a las extinciones de varias especies de vertebrados y a poner en peligro a otras 188 especies. El gato doméstico, por otro lado, estaría entre las 100 especies más invasivas del mundo y es una de las que más aves y mamíferos mata, especialmente cuando es salvaje o está abandonado. Se sabe que los gatos introducidos por el hombre causaron la extinción de distintas especies, sobre todo en islas. En hábitats muy fragmentados el peligro es mayor, pues los animales no tienen cómo escapar.

Uno de los problemas más importantes es que los dueños de animales domésticos muchas veces no son conscientes del impacto que sus mascotas pueden tener en la fauna. Esto es especialmente complicado cuando los animales están sueltos en zonas protegidas, ya sea porque viven en un asentamiento humano cercano, porque fueron llevados por turistas o porque fueron abandonados. El abandono de mascotas en áreas protegidas es, lamentablemente, muy común.

Los animales domésticos abandonados representan un problema muy grave porque, si no están castrados, pueden reproducirse muy rápido. Esas poblaciones crecientes multiplican el riesgo para la fauna (y a veces para las personas). Sin embargo a veces sólo una mascota suelta en un mal lugar alcanza para representar un peligro cuando ataca a presas que no pueden escapar.

Además, los animales domésticos pueden afectar a especies nativas de distinta forma, no sólo predándolas, persiguiéndolas y lastimándolas, sino que también pueden ahuyentarlas al marcar el territorio, competir con ellas (por ejemplo, comiéndose el alimento de una especie nativa) o transmitirles enfermedades.

 

Algunos ejemplos en Argentina:

Voluntarios capturan gatos en la Isla Martín García para darlos en adopción. Fuente: https://www.facebook.com/proagamartingarcia/

La discusión sobre los animales domésticos y su efecto en la fauna no está exenta de polémica. Algunos expertos insisten en que no siempre es posible reubicar a los animales y plantean que en algunos casos es necesario sacrificarlos, una medida que se suele tomar con especies que se consideran plaga, especialmente cuando ponen en peligro a otras, pero que es particularmente resistida en el caso de gatos y perros. Algunos se oponen a esta medida por razones éticas, y otros sostienen que sería inefectiva porque el vacío se cubriría con la migración de perros de otras áreas. En lo que todos coinciden es en la importancia de fomentar una tenencia responsable.

 

¿Qué se puede hacer al respecto si tenés una mascota?

  • En primer lugar, sé responsable: mantenela vacunada, desparasitada y castrada. Si decidís no castrar a tu mascota, sé responsable de sus crías.
  • No abandones animales domésticos.
  • No permitas que tu mascota circule libremente en zonas en las que pueda atacar a otros animales.
  • Si dejás suelto a tu gato, ponele un collar con un cascabel para que las aves lo oigan y puedan escaparse.
  • No entres con tus mascotas a áreas protegidas. La única excepción son los perros de compañía para personas discapacitadas.
  • Si no tenés mascota y querés una, adoptá. Hay muchos motivos para adoptar en lugar de comprar, y este es uno de ellos: minimizar la cantidad de animales domésticos abandonados que puedan afectar a la fauna.


Si querés colaborar con esparCiencia, ya podés “comprarnos un cafecito”. Será de gran ayuda para que podamos mantener el compromiso en la comunicación de la ciencia y la tecnología.

Invitame un café en cafecito.app