Lynn Margulis y la red de la vida

Por M. Alejandra Petino Zappala - 5 Marzo 2020 16:40

Tiempo de lectura: 2 minutos.

Hoy te contamos quién fue Lynn Margulis, una verdadera rebelde que cambió nuestra forma de concebir la historia de la vida.


El 5 de Marzo de 1938 nacía en Estados Unidos Lynn Petra Alexander, luego Lynn Sagan, más conocida finalmente como Lynn Margulis. Estudió genética y zoología y emprendió su camino en la investigación y la docencia, que seguiría hasta su muerte en 2011.

 

Lynn siempre se apegó a teorías poco convencionales y se interesó por campos poco recorridos. Por supuesto, semejante audacia no le hizo las cosas fáciles. Lo que empezó en privado como rechazos duros e insultantes a sus trabajos y pedidos de financiamiento se convirtió años después en la ridiculización pública ante sus teorías más revolucionarias. La primera de ellas, conocida ahora como Teoría Endosimbiótica, fue propuesta en un paper que rechazaron unas quince revistas, hasta que el Journal of Theoretical Biology decidió publicarlo en 1967. Según Margulis, las organelas de las células eucariotas, como mitocondrias o cloroplastos, eran originalmente bacterias de vida libre que fueron fagocitadas (devoradas) por otras, pero se mantuvieron en simbiosis en lugar de ser digeridas. Esta teoría explicaba la extraña estructura de estos elementos, con sus dobles membranas (su propia membrana original bacteriana y la membrana de la bacteria que las fagocitara) o su ADN circular, distinto al que nuestras células tienen en su núcleo. La revolucionaria idea cambiaba casi todas nuestras nociones sobre la evolución de la vida y al principio fue ignorada o descartada como una insensatez, pero en 1978 llegaron las primeras pruebas de que las secuencias de ADN de mitocondrias y cloroplastos se parecían sospechosamente a las de algunas bacterias. Para los años '80 la teoría endosimbiótica ya estaba ampliamente aceptada y muchos científicos felicitaban a Margulis por su tenacidad. El árbol de la vida se transformaba en una especie de red.

Esta teoría marcó la posición que mantendría con respecto al rol de la simbiosis en la evolución. En pleno auge del neo-darwinismo que tanto hincapié hacía en la competencia como fuerza motriz de la selección natural, ella se interesó en las relaciones cooperativas entre especies. En particular, su trabajo con comunidades de bacterias, en que los productos de desecho de una especie son utilizados por otras, la hizo concebir la idea de la tierra como un sistema en equilibrio, una especie de superorganismo que llamó Gaia. Su hijo, Dorion Sagan (fruto de su unión con el conocido astrónomo y divulgador Carl Sagan) fue uno de los coautores más importantes en su prolífica bibliografía; juntos escribieron numerosos ensayos y libros de divulgación apoyando sus hipótesis más relevantes.

Hasta sus últimos días Lynn defendió a capa y espada sus teorías con un espíritu rebelde. Por supuesto, no todas sus ideas gozan del mismo status científico, y su personalidad ha estado rodeada siempre de polémicas, algunos creen que por amor a la polémica misma. Aún así, con sus luces y sombras, podemos decir que sin lugar a dudas Lynn Margulis cambió nuestra forma de concebir el árbol, más bien transformado en una red, de la vida.



Si querés colaborar con esparCiencia, ya podés “comprarnos un cafecito”. Será de gran ayuda para que podamos mantener el compromiso en la comunicación de la ciencia y la tecnología.

Invitame un café en cafecito.app