Día internacional de concientización sobre los trastornos del desarrollo del lenguaje

Por Alejandra Castro - 15 Oct. 2021 12:50

Tiempo de lectura: 3 minutos.

El tercer viernes de octubre se celebra el Día Internacional de Concientización sobre los Trastornos del Desarrollo del Lenguaje en más de 39 países. Hoy les contamos cuáles son  y cómo ayudar a las personas que los padecen.
 


Los trastornos del lenguaje configuran un grupo muy heterogéneo de alteraciones en el desarrollo o adquiridas, caracterizadas principalmente por déficit en la comprensión, producción y uso del lenguaje. Este término engloba un amplio grupo de patologías muy diversas en relación con su origen, evolución y, por tanto, con diferente tratamiento y pronóstico. Se estima que entre el 5 y el 7% de la población infantil padece algún tipo de trastorno en el desarrollo del lenguaje. Las alteraciones producidas en estas patologías se detectan antes de los 4 años en niños y pueden prolongarse hasta la adolescencia, con posibles secuelas en la edad adulta. 
Con anterioridad, a estas de condiciones se las denominaba trastorno específico del lenguaje. En un debate promovido por la Universidad de Oxford los investigadores y médicos que estudiaban este conjunto de alteraciones del habla llegaron a la conclusión que dicho término no reflejaba fehacientemente todas las condiciones que presentaban los pacientes. Esto se debía a que muchas veces estas se encontraban relacionadas a otras áreas como la memoria o la atención, por lo que actualmente se utiliza para denominar a este grupo de condiciones el término trastorno del desarrollo del lenguaje. 
 

Entre un 5 y 7% de los chicos padecen algún trastorno del lenguaje.

El trastorno del desarrollo del lenguaje o TDL es una condición que incide en el desarrollo de las habilidades del lenguaje (comprensión y capacidad para expresar ideas y pensamientos). Una de las principales causas de la aparición de este trastorno obedece a factores genéticos, resaltando que entre el 20 y el 40% de los niños afectados poseen antecedentes de discapacidades del lenguaje en sus familias. Otros factores que inciden en la aparición de TDL podemos mencionar niños con Síndrome de Down, nacimiento prematuro, hipoacusia, trastorno del espectro autista, daños en el sistema nervioso central (afasia) y discapacidades intelectuales, problemas de motricidad bucofaríngea y privaciones socio afectivas. 
Los niños desarrollan habilidades de comunicación verbal (habla y lenguaje) cada uno a un ritmo particular. Sin embargo, es importante estar atentos a la aparición de determinados síntomas para poder realizar un diagnóstico precoz y de esta manera iniciar el tratamiento correspondiente.


Les contamos algunos de los signos o síntomas del trastorno del desarrollo del lenguaje:

Desarrollo limitado del vocabulario,
Dificultades de aprendizaje,
Dificultad para entender su nombre, la palabra "no" o instrucciones simples en el primer año, 
Dificultad para gesticular palabras, ente los 14 y 16 meses de edad
No puede responder preguntas básicas como que, donde o quien, a los 3 años,
Manifiesta dudas o repeticiones en el habla, después de los 5 años,
Incapacidad de contar una historia secuencial a los 5 años,
Puede presentar problemas de comportamiento  
 

Es importante estar atentos a la aparición de alguno de los síntomas.

Es fundamental un diagnóstico precoz de este trastorno por parte de un pediatra y la intervención de otros especialistas médicos para un tratamiento oportuno, el cual será diferente según el origen de la condición. Se aplican diversas técnicas en su tratamiento, tales como terapia del habla (se trabaja de manera individual el desarrollo de vocabulario y la gramática) y psicoterapia (para tratar problemas emocionales derivados de las dificultades en el lenguaje), entre otros. Dos tercios de las condiciones corresponden a retraso articulatorio y a retraso simple del lenguaje, que presentan una evolución favorable. A partir de la etapa escolar queda un 4% de niños con patología del desarrollo del lenguaje de naturaleza diversa, que requiere un tratamiento más complejo.
 
Recomendaciones para apoyar a personas afectadas por este trastorno
Les dejamos algunas recomendaciones básicas para apoyar a los niños que padecen este trastorno:
Mantener una comunicación estrecha y constante con el niño, lo que le permitirá aprender nuevas palabras.
Estimular el hábito de la lectura mediante libros, cuentos y relatos infantiles, así como leer carteles y letreros en los supermercados, escuelas y en la calle.
Cantar canciones y hacer rimas.
Promover la socialización con otros niños, mediante juegos y actividades recreativas.
Hacer preguntas al niño y escuchar sus respuestas, para incitar la interacción verbal.
Establecer horarios definidos para las distintas actividades como ver televisión, jugar con videojuegos y usar computadoras.
 
Por otra parte, en la prevención de este trastorno se recomienda mantener una buena nutrición durante el embarazo y la primera etapa de la infancia
 

Una recomendación es estimular el hábito de la lectura.


Si querés colaborar con esparCiencia, ya podés “comprarnos un cafecito”. Será de gran ayuda para que podamos mantener el compromiso en la comunicación de la ciencia y la tecnología.

Invitame un café en cafecito.app